Taxi a Manhattan.

Este fin de semana fuimos a conocer un sitio nuevo, Taxi a Manhattan. Hacía tiempo que había leído sobre él pero no había tenido ocasión hasta ahora de ir a verlo. 

Taxi a Manhattan en un restaurante en el que no sólo se va a comer, si no que también es un sitio de afterwork con música en directo, (tienen un piano de cola en medio del salón), donde nos vemos envueltos desde el momento que cruzamos sus puertas en un ambiente de inspiración neoyorkina. 

Tienen mesas repartidas en diferentes alturas y dos terrazas, una cubierta y otra al aire libre. 

Sobre la comida, todo de la carta tenía tan buena pinta que nos costó un buen rato decidir qué pedir. Al final nos decantamos por unos “Huevos trufados con patatas paja y virutas de ibérico” de primero para compartir, que estaban de-li-cio-sos, y de segundo pedimos: “Dados de buey con patatas, queso gorgonzola y miel trufada”, una mezcla de sabores que casan perfectamente, y “Pulpo braseado con papas arrugás y salsa de mojo rojo”, crujientito por fuera y tierno por dentro. Los platos con generosos con lo que no fuimos capaces de llegar al postre. Queda apuntado en la to do list para otra tarde: brownie y gintonic, ¿alguien se apunta?

Me queda decir que el trato que recibimos fue súper agradable. 

Si tenéis ocasión de ir, no lo dudéis, ¡os va a encantar!

El Blog de María Bravo-de Casas
El Blog de María Bravo-de Casas

Escribir comentario

Comentarios: 0